El Templo del Sol de Machu Picchu

El Templo del Sol de Machu Picchu

El “Templo del Sol” era un complejo protegido, donde solo los sacerdotes y el Inca podían usar este templo. El templo fue construido sobre un enorme canto rodado donde aplicaron la arquitectura inca, es decir, con piedras superpuestas con excepcional capacidad para lograr juntarlas casi a la perfección. Tiene la forma semicircular donde tiene dos ventanas, una de ellas con la cara hacia el este y la otra hacia el norte. Según los científicos modernos estas dos ventanas constituyeron el observatorio solar más importante de Machu Picchu. Mediante la ventana ubicada al este fue posible medir con precisión el solisticio invernal, en función de la proyección de la sombra de la piedra central, ambas ventanas tienen el listón falso tallado fuera de la cara que sirvió para apoyar los elementos que facilitaron las observaciones y mediciones solares.

En el centro del templo se encuentra el altar de piedra tallada que fue utilizada para llevar a cabo las diversas ceremonias donde honraban al Sol. Es ahí donde se ejecutaron los sacrificios animales, para analizar sus corazones, pulmones y vísceras, para que los sacerdotes pudieran predecir el futuro. También aquí el Inca tenía que beber la chicha, junto con su padre el Sol.

La pared trasera tiene una ventana con pequeños agujeros tallados que se conoce como la Ventana de la Serpiente, estos agujeros son muy similares a los del Templo de las Estrellas, en el Qorikancha del Cusco, que según Garcilaso guardó ornamentos de piedra y metales preciosos.

El Templo del Sol de Machu Picchu El Templo del Sol de Machu Picchu